Contra la desnutrición: Huertas, capacitación y trabajo familiar en Weisburd y Quimilí

El vinculo entre INTA y Dignamente es aprovechado por las familias impactadas.

La Fundación Dignamente, el programa Prohuerta y el INTA Quimilí trabajan en conjunto para que más de 250 familias aprendan a producir alimentos saludables en las localidades de Weisburd y Quimilí, en el departamento Mariano Moreno, en el este de Santiago del Estero.

Pobreza extrema, abundante mano de obra desocupada, innumerables carencias materiales son algunas de las características de estas localidades santiagueñas. Poco a poco, primero con una huerta demostrativa y comunitaria, las familias replicaron en sus hogares parcelas de producción con altos rendimientos.

Se trata de un proyecto de desarrollo comunitario que se lleva a cabo con el apoyo de la Estación Experimental Agropecuaria Quimilí de INTA y consiste en brindarles a las familias herramientas que les permitan producir alimentos saludables, generar un ahorro importante e iniciar una fuente de ingreso a través de la producción y comercialización de las cosechas.

Las familias reciben la capacitación y las semillas para producir sus propios alimentos en los patios de sus viviendas.

De esta manera, entre estas entidades se fomenta una fuerte cultura del trabajo, la importancia de promover la seguridad alimentaria y una agricultura sostenible a través de la generación de las huertas con el objetivo de poner fin al hambre.

Esto promueve autoproducción y autoabastecimiento, además de la posibilidad de inculcar en los más chicos valores como el conocer de dónde vienen las verduras que se consumen en sus propios hogares y el valor del trabajo de sus padres productores que requiere de esfuerzo, perseverancia y capacitación continua.

Más Noticias de hoy