Rodríguez: “A River no se le gana solo con corazón, hay que saber jugarle”

El arquero ferroviario transmitió su sentir ante una histórica final.

Tras su llegada a Mendoza, el «Ruso» Rodríguez apuesta a todo para la final con River Plate a disputarse mañana, con los ojos puesto en cumplir un gran sueño para el fútbol de Santiago del Estero.
En diálogo con el sitio Olé, el arquero ferroviario siente tiene la chance de dar una vuelta olímpica y de pasar de ser ese arquero al que las redes convirtieron en meme a uno de los referentes clave para que los santiagueños alcancen el mayor logro de su historia. Esa idea lo desvela.


“A la noche, cuando me acuesto, inconscientemente pienso en la final y en todo lo que va a significar para este club y la provincia. Ya era un sueño tener al equipo en Primera, jugar con los grandes, pero esto de estar una final y poder clasificar a la Libertadores era impensado, ni el más loco se lo imaginaba. No estaba en los planes de nadie pelear la Copa Argentina”, le cuenta el ex Independiente a Olé.

Claro, toda la ilusión de un humilde club del Ascenso que inesperadamente se coló en la definición y la expectativa de una provincia chocan contra el respeto de enfrentarse con River, el River de Gallardo, el más trascendente de la última década de nuestro país y probablemente del continente.

Y el Ruso lo sabe de sobra: “Enfrente va a estar uno de los mejores equipos de los últimos años del fútbol argentino, por no decir el mejor. Los últimos años de River fueron increíbles. Se le han ido jugadores, llegaron otros y el nivel siempre es el mismo. Además tienen un entrenador con una mentalidad ganadora. Por algo está acostumbrado a jugar finales. Así que para nosotros este partido seguro sea el más complejo que tengamos este año. Sabemos que tenemos que ir con todas las fuerzas del mundo y hacer el partido perfecto. A este River no se le gana solo con corazón, hay que saber jugarle”.

Curioso es que, el mismo rival que hoy se interpone entre el sueño de un título y un lugar en la próxima Libertadores, es por el que hinchaban hasta hace algunos días. Sucede que si los de Núñez vencían a Flamengo en la final, abría un cupo y los santiagueños ya hubiesen clasificado. “Nos enteramos de los dos goles de Gabigol cuando estábamos en el vestuario en el partido contra Huracán. Y sí, no te voy a mentir, se sintió como un golpe y la verdad que nos dio bronca”, recuerda Rodríguez, que, igual, confía en acceder a la Copa por su propia valía y no por resultados ajenos:
“Tenemos revancha, por así decirlo, y estamos motivados para conseguir no solo el título, sino también ese pasaje a la Libertadores. Somos conscientes de que estamos muy cerca y de que el sueño se puede cumplir. Sería algo hermoso para el club, la provincia y también para mi carrera. Quedan 90 minutos y, más allá de las diferencias, puede pasar cualquier cosa”.

Más Noticias de hoy