Coronavirus: una pandemia que destruyó costumbres y rutinas de vida

¿Cómo es perder un familiar en plena cuarentena obligatoria?

Mientras el país se encuentra en pleno aislamiento social obligatorio, por el que cada argentino debe quedarse en su domicilio -a excepción de algunos servicios esenciales- el contexto va generando vivencias nunca antes experimentadas por la sociedad y que demuestran un quiebre total de nuestras rutinas de vida.

Por ejemplo, ante la muerte de un ser querido que de por sí es una experiencia devastadora, el contexto de pandemia y cuarentena obligatoria, ha generado en las familias involucradas un cambio radical en cuanto al modo de despedir a un ser querido.

Desde el impedimento para un adiós con familiares, amigos, vecinos y otros conocidos al modo tradicional con un velatorio de muchas horas -que quedó reducido a un permiso máximo de dos horas- hasta la imposibilidad de unirse en abrazos y otras expresiones de afecto para aliviar el dolor por la perdida. Además, solo pueden despedirlo los familiares más íntimos y tampoco les esta permitido el ingreso numeroso de familiares al cementerio y panteones para la despedida del ser fallecido.

El coronavirus ha modificado numerosas costumbres y ritmos de vida, incluso en momentos de dolor como la perdida de un ser querido.

Más Noticias de hoy