Dos gestos de solidaridad conmueven en tiempos de coronavirus

Un grupo de añatuyenses crean barbijos y respiradores artificiales y un vecino de Icaño donó dos toneladas de zapallos.

Un grupo de técnicos y especialistas Añatuyenses se reunieron para llevar adelante la creación de barbijos y respiradores artificiales para la comunidad en caso de ser necesarios.
Nos comentan: «Una vez que terminemos de armar el respirador y sea chequeado por un médico de que funciona bien y es capaz de ayudar a respirar a un ser humano realizaremos las demás replicas».

Miguel Ángel Bernat, un productor agropecuario de Icaño, decidió poner a disposición de sus vecinos un acoplado completo de zapallos y lo hizo publicando en su cuenta personal de Facebook.

Textualmente indicó: «De Corazón y con respeto, en instantes estaremos dejando un acoplado con dos mil kilos de zapallo brasilero y coreanito para los que más necesitan. Dos unidades por persona. En la plaza al lado de la policía. Dado a la problemática que estamos pasando».

Más Noticias de hoy